sábado, 7 de febrero de 2015

¿Qué es para ti el amor?.

   ¿Qué es para ti el amor?. Puede ser -al menos para mi- una necesidad momentánea de sentir afecto...calor. Unas ganas incontrolables  de tener al alguien que se preocupe por nosotros, que se alegre de sólo ver tu rostro. El amor puede ser de muchas formas: amor de un suspiro, como también amor de un infinito. También  el amor que oculta el interés, pero claro; ese amor no es sólido, es liviano, y tarde o temprano el tiempo los desvanece y sólo queda incrustado en tu mente que el amor verdadero es ficticio.
   El amor no es más que un deseo intenso por algo o por alguien. Intenso, ¿puedo usar esa palabra? Creo que sí, porque estoy hablando del amor real, el que no se va por las ramas, el que perdona una y otra vez porque ve el mundo pintado de colores vivos y con escarchas. Entonces sí, intenso queda bien. Yo sólo tengo 16 años, y sé que a esta edad no he vivido un coño de la madre, pero, ya siento que puedo decir que el amor es sólo un bonus para sobrellevar esta vida, para hacerla más llevadera y agregarle dósis de alegría, afabilidad, y, cómo no, felicidad si te lo permites.De nuevo, sólo tengo 16 años pero, ya con esta edad, he izado la bandera blanca, he entregado mi rendición al amor. Pero esa historia la redactaré en otro momento. Este instante es para lo confuso y sápido que es el amor.
   Otra cosa que hace ver que hoy en día el amor no se un sentimiento propicio; ya sea por divorcios, maltratos entre parejas, el desequilibrio sobre cuál de los dos aporta más a la casa, y un sin fin de acontecimientos que surgen cuando el amor entre esos dos nunca, nunca fue puro. ¿A qué me refiero con esto?. A que nunca fue recíproco, mutuo. Me explico: Para que alze el vuelo una relación amorosa, el amor que yo tengo por ti debe ser igual, tú debes sentir amor hacia mi también. Osea, yo te amo, pero tú no me amas. Bueno, ya aquí, es obvio que no puede existir un cuento de hadas porque no hay amor puro. Sólo uno de los polos está enviando electricidad. Yo digo, sí esto es así, que no hay de otra; dejar ir a esa persona que yo amo, pero no me ama, y rastrear a otra que sí me ame, hasta con sólo ver mi rostro acercándose, y, claro está...¡Que yo también ame a esa persona!. Con ésta fórmula creo que se podría evitar tanta mierda entre parejas. Pero ojo, sólo tengo 16 años, tal vez lo que digo no sea verídico o totalmente cierto, pero, es como estoy viendo las cosas a esta golpeada edad.
   En fin, tampoco se puede creer que uno puede andar toda su vida sin querer tener por lo menos una mujer a la que sentirse enamorado. Mmm, creo que el hombre más inteligente del mundo nunca se enamoró, pero  no sé, tampoco recuerdo mucho o casi nada de él. 
    Yo sólo espero, espero, y espero al amor. Espero que el amor regrese a mi y traiga consigo a alguien a quien amar y me ame. Llorar no sirve como tampoco sirve tener la mente dormida. Hay que tener paciencia y calma, tranquilidad y, afabilidad ante todo. "El amor no entiende de añoranzas ni lamentos, sólo vuelve cuando siente que llegó el momento."-Nach.
   


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario